domingo, mayo 01, 2016

La verdad sobre los 300ppp


Seguramente muchos de nosotros conocemos la famosa cifra de 300ppp (puntos por pulgada) o 300dpi (dots per inches), que se considera como la resolución mínima recomendable para que la impresión de una imagen se pueda visualizar “nítida”, dicho entre comillas, o mejor expresado sin que se vean los puntitos que la forman. 




Pero de donde sale esta cifra? Quien la dedujo y bajo que consideraciones?, pues bien, en este articulo voy a explicar de donde sale exactamente y como se calcula para que podamos adoptar con mejor criterio la resolución de impresión de nuestras imágenes en función del tipo de uso que le queramos dar.

Para ello, primero definiremos como se mide la nitidez a través de la agudeza visual.

La agudeza visual de una persona es la capacidad que tiene para percibir los detalles de un objeto o en nuestro caso de una imagen.

Dicho de otra manera podríamos decir que es la capacidad para distinguir entre dos puntos distintos, es decir, si dibujamos dos puntos muy cerca el uno del otro, a medida que nos alejamos de ellos seremos menos capaces de distinguirlos, hasta el punto en que solo seremos capaces de ver uno en lugar de dos. Por tanto a mayor agudeza visual, mayor capacidad de distinguir esos dos puntos separados.

Según los optometristas, se considera que una persona tiene una agudeza visual normal cuando es capaz de ver dos puntos separados 1'75mm a 6m de distancia.

Si juntamos los extremos de estos 1'75mm hasta el ojo de la persona situada a 6m de distancia, nos formaran un arco de 1 minuto (o un arco de 1/60 grados que son 0'0166666667º), que entenderemos mejor observando el siguiente croquis:




Pues bien, ésta es la fórmula que se utiliza para calcular la agudeza visual de una persona, de manera que si mantenemos siempre el ángulo de 1’, que es la agudeza visual normal de una persona, y disminuimos o aumentamos la distancia X de 6m, iremos obteniendo diferentes valores de separación entre los puntos.

Por tanto la agudeza visual normal de una persona está fijada en un arco de 1’, y siempre es la misma. Si nos acercamos a la imagen, como es lógico, seremos capaces de distinguir mejor estos puntos y si nos alejamos al revés.

Ahora vamos a acercarnos a 33cm, que es la distancia media que se considera que una persona se separa para poder leer correctamente, y veremos que podríamos reducir la distancia de esos dos puntos, y seguir distinguiéndolos, hasta los 0’096mm.



Y así sucesivamente para cada distancia que queramos saber, podremos obtener la mínima separación entre dos puntos para poder seguir distinguiéndolos, y sabiendo que una pulgada son 2’54cm podremos sacar los Puntos Por Pulgada mínimos a los que tenemos que imprimir una imagen, mediante un sencillo cálculo de trigonometría que a continuación explico:  






donde :

alfa (α) es el ángulo de agudeza visual normal de una persona = 1’ (un minuto)
X es la distancia que se encuentra el observador de la imagen
Y es la mínima separación de puntos para que sean visibles por el observador 





Conociendo la X = 33cm, obtenemos el valor Y = 0’096 mm


Como una pulgada son 2’54cm, tendremos que en una pulgada nos caben 265 puntos de ese tamaño, que será la mínima resolución que deberemos darle para que no podamos verlos, a esa distancia determinada (33cm) y con una agudeza visual normal (1’).

A continuación muestro un cuadro con todas las distancias de 10cm a 200cm y el calculo de Puntos Por Pulgada sobre la impresión, correspondientes a esas distancias de visualización determinadas: 



La fila de los 10cm la podemos obviar, ya que solo los niños pueden enfocar a esta distancia, un adulto solo puede enfocar a partir de los 20-25cm.

La distancia de los 30-33cm sería la más normal para visualizar una fotografía pequeña, por lo que dando una resolución de 300ppp estaríamos por encima de lo que el ojo puede distinguir y por tanto sería una solución correcta.

A partir de aquí, podríamos pasar a los 40-50cm, que sería la distancia a la que observaríamos una fotografía colgada en una pared y aquí vemos que podríamos reducir la resolución hasta los 175ppp, por lo que es una opción muy interesante a tener en cuenta.

El resto de distancias mayores, ya seria para carteles publicitarios y como podemos ver también, las resoluciones que necesitamos son mucho menores.
Hay que tener en cuenta que estos valores se calculan a través de las formulas que obtienen los optativos de Schnellen, aquella típica E que nos ponen los oftalmólogos con diferentes orientaciones para saber si vemos bien, bajo unas condiciones optimas de luz y con signos negros sobre fondo blanco. Esto quiere decir que en el caso de imágenes, donde los diferentes puntos que encontramos están formados por diferentes colores con menor contraste que el blanco y negro, la capacidad para distinguirlos es menor, por lo que los valores que obtenemos son bastante holgados.

Ahora vamos a traducir esto a los Megapixels que tiene una imagen, realizada con una cámara Full Frame, que como sabemos tiene un sensor de medidas 24x36mm.

Para una resolución de 24 Megapixels, que serian 6.016x4016 puntos, y a 300ppp tendríamos 300 puntos en 2’54cm, por lo que 6.016 puntos nos cabrían en 51cm, por lo que con una cámara FF de 24Megapixels podríamos imprimir un cuadro de 51x34cm a una resolución fotográfica, vamos para verla a 30cm de distancia.

Sin embargo, como una imagen de ese tamaño colgada de la pared la vamos a observar a partir de los 40cm de distancia, solo necesitamos un mínimo de 218ppp para visualizarlo correctamente, con lo que podríamos llegar hasta los 70x47cm con una resolución de visualización excelente. 


Si nos vamos a los 50cm de distancia de visualización, podremos llegar a los 175ppp, lo que nos daría un cuadro de 89x59cm (ó 90x60cm redondeando) y aquí es donde tendríamos el limite de una impresión con resolución adecuada, a partir de aquí aumentan las posibilidades de empezar a percibir la pixelación de la imagen.

Y hasta aqui es todo, espero que os sirva de ayuda en vuestras impresiones.


sábado, febrero 20, 2016

NUBES EN EL HORIZONTE DE MIS FOTOS


Sabías que cuando realizamos una fotografía en la playa, las nubes que se ven justo encima del horizonte se encuentran a casi 400km de distancia de nosotros. 




Por increíble que parezca, cuando fotografiamos por ejemplo en la Costa Brava, las nubes que hay por encima de la línea del horizonte marino estarían situadas en las Islas Baleares o incluso podríamos decir que aún más lejos, situándose casi encima de la Isla de Cerdeña.

Y si esto es verdad, cuando salimos a fotografiar la Costa Brava (por ejemplo), de que nos sirve mirar la predicción del tiempo en la misma Costa Brava?, no sería mejor informarnos sobre la predicción en las islas que se encuentran justo delante de nosotros para saber si tendremos un horizonte limpio o tapado? 

Este razonamiento por muy desorbitado que parezca es completamente cierto y en esta entrada voy a intentar explicar estas circunstancias y lo haré inicialmente sin enrollarme con las formulas matemáticas para que no sea tan aburrido, de manera que os mostraré directamente la solución, aunque eso sí, os aconsejo que veáis los cálculos y las conclusiones a las que he llegado (y que también explico al final del texto) para que podáis personalizar con criterio las vuestras.


LA SITUACION DE LAS NUBES EN NUESTRAS FOTOS.

Imaginemos un fotógrafo de 1’80m de altura situada en la misma orilla del mar y que se encuentra mirando la línea del horizonte marino. Pues bien, esa misma línea del horizonte que está viendo se encuentra a 4’70km de distancia.

Increíble verdad, pues espera a lo que viene ahora. Justo encima de este horizonte, las primeras nubes que se ven están a unos 361km de distancia del fotógrafo, pero solo con que subamos nuestra vista 9º hacia arriba, las nubes que vemos se encontraran tan solo a unos 59km de distancia.

Esta es la franja de distancia que nos interesa y la resumiría diciendo que todas las nubes que hay entre 100km y 400km de distancia de la costa, van a salir en nuestras fotografías justo encima de la linea del horizonte marino, y además van a ser las responsable en impedir que los rayos de sol que entran al amanecer (o atardecer según localización) puedan iluminar por debajo de las nubes mas cercanas. Está claro que si miramos la predicción del tiempo, es allí donde tendremos que mirarla, y no quedarnos solamente con la predicción del tiempo que hay encima de nuestras cabezas.

Y si todavía no das crédito, ahora viene lo mas fuerte, porque para hacer la fotografía que adjunto como ejemplo a esta entrada (realizada en Badalona, Pont del Petroli), no miré la predicción del tiempo en Badalona sino que mire la predicción del tiempo en la Isla de Menorca (para saber si tendría nubes en el horizonte) y en el pueblo de Alarcón (para saber si por donde se ponía el sol estaría despejado), increíble verdad, pues atiende a lo que sigue!


Para empezar tenemos que dividir los tipos de nubes que existen en 3 categorías, nubes bajas, nubes medias y nubes altas, situadas a 7km, 10km y 14km de altura respectivamente, teniendo en cuenta igualmente que nuestro horizonte marino esta a 4’7km de distancia de nosotros. 

Dicho esto, hago un paréntesis para recomendar encarecidamente que utilicéis la aplicación para movibles de WindGuru, que os dará la predicción del tiempo clasificando las nubes en estas tres categorías y en intervalos de unas 3 horas, ofreciéndonos una información muy útil sobre lo que nos vamos a encontrar en cada localización que busquemos. 

Ahora vamos a definir la distancia a la que se encuentran cada uno de estos tipos de nubes que están situadas justo encima de la linea del horizonte, y que van a ser las principales causantes de que el sol situado justo por debajo del horizonte ilumine o no nuestro cielo:

  • Si solo tenemos nubes bajas: Justo encima de este horizonte, las primeras nubes que se verán están a 303 km de distancia.
  • Si solo tenemos nubes medias: Justo encima de este horizonte, las primeras nubes que se verán están a 361 km de distancia.
  • Si solo tenemos nubes altas: Justo encima de este horizonte, las primeras nubes que se verán están a 423 km de distancia.

Y seguidamente vamos a definir la distancia a la que se encuentras cada uno de los tipos de nubes en una franja situada mas o menos a la mitad del cielo de nuestras fotografías. Para ello debemos tener en cuenta la focal que estamos utilizando:

  • Un objetivo de 24mm con un sensor full-frame, nos da un ángulo de visión vertical de 53º. Si colocamos el horizonte en el medio, nos quedarían 26’5º de cielo. Vamos a considerar que la mitad de ese cielo, mas cercana al horizonte, es la que nos interesa. Esto nos daría un ángulo de visión de unos 13º que nos llevaría a que las nubes mas bajas (de 7km) estarían a 30km, las de 10km de altura estarían a 42km y las de 14km de altura estarían a 58km.

  • Un objetivo de 35mm con un sensor full-frame, nos da un ángulo de visión vertical de 37’8º. Si colocamos el horizonte en el medio, nos quedarían 18’9º de cielo. Vamos a considerar que la mitad de ese cielo (en su parte más cercana al horizonte), es la que nos interesa. Esto nos daría un ángulo de visión de unos 9º que nos llevaría a que las nubes mas bajas (de 7km) estarían a 42km, la de 10km de altura estarían a 59km y las de 14km de altura estarían a 82km.

Para entender un poco mejor todo esto, vamos a apoyarnos en unos croquis con fotografías reales, para ver como se distribuyen todos estos datos en la imagen tomada. 

En estas dos ilustraciones podemos ver en la parte izquierda un fotógrafo con su cámara, uno con la focal de 24mm y el otro con la focal de 35mm, representando cada uno una imagen real a la focal tomada. Las tomas que vemos se han realizado con escasos segundos de diferencia, por lo que las nubes que observamos son las mismas en una y otra imagen:




En estas fotografías se puede observar que todas las nubes medias se encuentran entre 59km y 361km de distancia del fotógrafo. Si buscamos una media nos saldrían aproximadamente 151km, que es mas o menos la distancia a la que se encuentra la isla de Menorca (distancia entre Badalona y Menorca = 210Km).

Si observamos la aplicación de WindGuru, el día que se hizo la fotografía que fue el 15 de enero del 2016 un poco antes de las 18:00h, podremos ver que la isla de Menorca se encontraba completamente repleta de nubes, que son las que podemos observar en la parte mas cercana al horizonte.

Si seguimos observamos la fotografía veremos que las patas del puente se encuentran iluminadas por detrás, justo por donde se pone el sol. Mirando la aplicación The Photographer’s Ephemeris, observamos que el sol se pone por detrás, tirando hacia el sur, y a unos 350km nos encontramos el pueblo de Alarcón, que según WindGuru podemos ver que ese día a esa hora estaba completamente despejado, por lo que la luz podía entrar hasta Badalona para iluminar los puentes.
  


Como he comentado anteriormente, para hacer esta fotografía estuve mirando la predicción del tiempo en las Islas Baleares y en el pueblo de Alarcón (y sus alrededores). Lo llevaba haciendo varios días y parecía que este día 16 de enero se cumplían las predicciones que había calculado y después de salir a fotografiar, pude comprobar que realmente funcionan, ya que la franja de nubes en el horizonte me justifica claramente la información de la aplicación en las Islas Baleares y la iluminación en las patas del Puente me justifican también el cielo despejado que me informa la aplicación en el pueblo de Alarcón. 

Aun así, debo confesar que aveces, un 10% de nubes en la zona de salida o puesta del sol que podría significar un día fructífero de luces en nuestra localización, Se ha acabado convirtiendo en un desastre, debido a que justamente ese 10% a acabado alineado con el sol estropeando todas mis esperanzas, por lo que hay que ser prudente en su utilización. Si una cosa esta clara, es que sin duda alguna, el porcentaje de éxito aumenta considerablemente cuando vemos que tan solo nos pueden molestar un porcentaje tan bajo de nubes…

Y ahora, para los que os queráis ahorrar el rollo patatero, podéis dejar de leer justo aquí que voy a empezar a explicar la paliza de formulas utilizadas, que en realidad no son tan complicadas ya que se trata de pura trigonometría o simplemente la utilización del teorema de Pitágoras.


COMO HE REALIZADO LOS CALCULOS?

Vamos a iniciar el calculo de a que distancia del fotógrafo se encuentra una nube alta, teniendo en cuenta los siguientes datos:

RADIO TIERRA: 6.371KM (radio medio)
Radio polar: 6357 kilómetros
Radio ecuatorial: 6378 kilómetros
Altura nubes de altas 0 a 14.000 m

A continuacion podemos observar el croquis, que no se ha realizado a escala para mejorar su comprension grafica, pero que se han añadido las distancias:



De esta manera nos quedan 2 triángulos rectángulos, con la siguiente información:




Para empezar utilizaremos el Teorema de Pitagoras, que podemos calcular mediante la formula:



De manera que nos queda:

6.385km2 - 6.371km2 = a2
a = 422 km

6.371km2 - 6.371’0018 km2 = a’2
a’ = 4 Km

A = a + a’ = 422 km + 4 Km = 426 Km


Y para acabar, realizaremos un calculo mediante Cosenos, de la siguiente manera:

Cos (x) = b / H
Cos (x) = 6.371km / 6.385km
Angulo x = Cos-1 (0’997807361002349)
Angulo x = 3’794º

Cos (x’) = b / H’
Cos (x’) = 6.371km / 6371’0018km
Angulo x’= Cos-1 (0’99999972)
Angulo x’= 0’042º

Sen (x) = a / H
a = Sen (x) * H
a = Sen (3’794º) * 6.385Km = 422 Km

Sen (x’) = a’ / H’
a’ = Sen (x’) * H’
a’ = Sen (0’042º) * 6.371’0018 Km = 4 Km

A = a + a’ = 422 km + 4 Km = 426 Km


Como podéis ver, es calculo realizado de las dos maneras es muy similar.

Esto significa que la distancia máxima (teórica) a la que se puede ver la cima de una nube de 14 Km de altura son 422 Km.


A todo esto, cabe de decir que se debería de añadir el efecto de la refracción que curva los rayos del sol a medida que pasan a través de la atmósfera, haciendo que el horizonte se encuentre aun mas lejos.

También podemos decir que el tiempo frío incrementa la cantidad de refracción atmosférica, de modo que en localizaciones particularmente gélidas, tales como la Antártica, la gente puede ser capaz de ver a cientos de kilómetros de distancia.


Obviando estos dos aspectos por no considerarlos del todo relevantes, he hecho una pequeña tabla en la que aparecen las distancias máximas a las que se pueden ver los techos de las nubes. 



Y esto es todo, para los que habéis llegado hasta aquí, espero que os sea de utilidad, y con ello obtengáis información suficiente para mejorar vuestras salidas.


sábado, febrero 06, 2016

SELJALANDSFOSS

Seljalandfoss es una de las cascadas más bonitas que tiene Islandia. Su altura de 60 metros y su delgadez y finura en la caída del agua me recuerda un vestido nupcial, pero lo que la hace mas peculiar es que puedes contemplar su belleza desde cualquier rincón, incluso situarte detrás de ella, en una pequeña cueva que se forma y desde donde puedes ver la caída del agua desde su interior, aunque en este caso os recomiendo un buen chubasquero y tener cuidado con las rocas ya que suelen encontrase mojadas y pueden hacerte resbalar. 

Seljalandsfoss
Cascada Seljalandsfoss

La visita a esta cascada la recomiendo realizar por la tarde, debido a que si te introduces en la parte trasera de la cascada, puedes contemplar la puesta de sol desde el interior de ésta, con unas vistas espectaculares de la caída del agua por delante de los colores cálidos del atardecer y del paisaje de Islandia.

Esta cascada proviene del rio Seljalandsá, que significa río líquido y se encuentra situada entre la localidad de Selfoss y la cascada de Skogafoss, justo al lado de la Ring Road. Existe un parking justo al lado de la carretera que te deja prácticamente a pie de cascada. 

Seljalandsfoss
Cascada Seljalandsfoss

Una vez visitada, recomiendo seguir la pista hasta la siguiente cascada, a no mas de 1 minuto en coche, donde puedes aparcarlo en un parking a pie de pista y caminar unos 5 minutos hasta la localización. Se trata de la cascada Gljufrafoss, situada en el interior de una cueva, con una abertura en su parte superior por donde cae el agua y entra la luz, simplemente otra más de las bellezas que la naturaleza ha creado en esta isla.

Realizar fotografías en esta cascada es una auténtica odisea, debido a que el interior de la cueva se encuentra repleto de pequeñas gotitas de agua en suspensión que provienen del choque del agua contra la roca, de manera que en cuestión de 1 ó 2 segundos ya tienes el vidrio del objetivo mojado. 

Gljufrafoss
Cascada Gljufrafoss


Para realizar fotos en ella recomiendo llevar un plástico transparente para envolver la cámara. De esta forma al ser transparente puedes encuadrar la foto que quieres realizar sin que se moje la cámara y posteriormente se trata de quitarlo cuando veas menos partículas en suspensión, disparar, tapar la cámara y rezar para que la foto te haya salido limpia, ya que volver a empezar significa limpiar los vidrios constantemente.


domingo, enero 24, 2016

VIK

 
Vik es para mí uno de los pueblos mas bonitos de Islandia, además podemos encontrar un sinfín de lugares para visitar con paisajes dignos de esta isla tan peculiar.



Playa Vik
Playa de Vik

Para empezar, el pueblo es una pequeña villa situada en la costa sur de Islandia, en la península de Dyrhólae, con un autentico aire de pescadores, pegada a la costa, donde encontramos ademas de las tranquilas calles y típicas edificaciones de la isla, una preciosa iglesia situada en la parte mas alta del pueblo.

El acantilado de Vik, deja dos entrantes a cada lado, formando unas playas de arena típica volcánica de color negro, donde podemos divisar las típicas rocas solitarias y de forma triangular en el mar tan características de este lugar. En esta misma playa podemos contemplar a los graciosos Puffins, un ave marítima muy característica de la zona, fácil de ver y que sin duda nos va ha permitir pasar un bonito rato divisándolas.

Puffins
Puffins (frailecillos)

Ya en la parte sur, podemos encontrar el faro de Vik después recorrer una serpentina carretera que nos sube hasta ella. Desde este lugar situado en un acantilado de mas de 120m de altura podemos contemplar el famoso arco de Vik, aparte de ofrecernos una de las más espectaculares vistas de toda la costa de Vik.



Arco de Vik
Arco de Vik

Las dos veces que he visitado Vik, los recuerdo como de los mas ventosos que he tenido en la isla. En ocasiones parece como si la fuerza del viento te pudiera incluso desequilibrar, por lo que os podéis imaginar lo difícil que fue realizar fotografías con el trípode. Recuerdo incluso intentar clavar una estaca en el suelo, para dar rigidez al mismo mediante una cuerda y colocar como sobrepeso la mochila con cerca de 12 kilos de peso, sin que me diera gran resultado. Por suerte la dirección del viento siempre era la misma, por lo que pude refugiarme en la parte de atrás de una caseta y realizar una toma de la costa con una larga exposición. 



Costa de Vik
Costa de Vik, Myrdal



Fine Art Photography